top of page

Barceloneta

2011-2021

Este edificio plurifamiliar ubicado en el barrio de la Barceloneta fue el último proyecto que realizamos de obra nueva, en colaboración con Ernest Compta, antes de especializarnos en rehabilitación. El encargo consistió en construir treinta viviendas destinadas a alquiler, la mayoría de ellas con dos habitaciones.

Desde el principio marcamos el objetivo de combinar dos factores: la industrialización de su sistema constructivo, dado que se trataba de un edificio en el que se repetía una misma tipología de idénticas características, y por otro lado, la propuesta de unas viviendas flexibles. Este segundo parámetro se consiguió gracias al grado de indefinición de sus espacios. Ubicando la cocina y el baño en posición central de la vivienda, se permite la versatilidad del resto de estancias que se articulan a su alrededor. De este modo es el usuario final quien puede acabar de definirlas.

Al desconocer el perfil y estilo de vida de los habitantes a quienes iba destinado el proyecto, consideramos que la mejor opción era no determinar el uso de cada habitación. Al suprimir la jerarquía entre habitaciones, se ofrecía la posibilidad de ubicar el dormitorio principal tanto en fachada como en el interior de manzana.

La gratificante sorpresa al volver una década más tarde ha sido comprobar cómo la interpretación de los espacios por parte de sus usuarios coincide con el planteamiento del proyecto original.Las fotografías muestran la comparación entre las fotos iniciales, cuando se entregó la obra, y las de diez años más tarde. Se observa cómo sus habitantes personalizan su vivienda manteniendo la secuencia y versatilidad de los usos que pueden llegar a realizarse dentro de un mismo hogar.

En el interior de manzana construimos una escuela infantil que también muestra cómo el color y el uso cotidiano se impone a la neutralidad de la arquitectura inicial. 

bottom of page