Loft

2022

Loft en Poblenou, Barcelona. Esta reforma nace de la necesidad de reorganizar espacialmente el volumen de la vivienda. El proyecto original carecía de optimización en cuanto a su altura de más de cuatro metros, no tenía jerarquización en el espacio y el almacenaje no estaba resuelto.

La pareja propietaria llevaba casi una década viviendo en el loft y los últimos años, desde que habían sido padres, necesitaban ampliar su vivienda en cuanto al número de estancias con usos definidos. En los últimos tiempos trabajaban puntualmente desde casa. Dada la imposibilidad de aumentar la superficie en planta, decidimos trabajar desde la sección, proponiendo una zona de altillo a modo de litera infantil de gran tamaño (continúa descripción abajo).

Se ha reorganizado el nuevo proyecto por medio de tres intervenciones: el cambio de posición del baño, la colocación de un altillo de madera en la zona de dormitorios y de la disposición de un gran armario central. Así se logran organizar diferentes funciones a uno de los dos lados del volumen cuya altura se ha dividido en dos, de manera que se generan cuatro estancias similares en cuanto a su tamaño e intercambiables entre sí.

 

El volumen central contiene la escalera que sube al altillo, las columnas de cocina, un armario trastero para abrigos, zapatos y un departamento para la limpieza. Por el lado que da a los dormitorios se accede al almacenaje de ropa y accesorios vinculados al estudio.  La organización de todos los utensilios y enseres domésticos pequeños se ha resuelto disponiendo armarios secundarios, adosados a las paredes de su envolvente.

Por otro lado el altillo permite cierto desorden en un plano superior que en el día a día queda fuera de la vista, como los juguetes o la cama infantil. De este modo se facilita el orden y la movilidad en la planta principal de mayor uso común. Este modelo de loft  plantea un uso de espacio doméstico alejado de los esquemas funcionales más tradicionales y a la vez propicia el orden, factor que contribuye a una mejor convivencia familiar en el entorno y favorece la higiene y el descanso.

 

También se ha estudiado la materialidad de proyecto desde el principio, explorando dos moodboards con paleta cromática diferente pero con común denominador la naturalidad, buscando soluciones transpirables, higroscópicas y poco procesadas, para favorecer así la limpieza del aire interior. Finalmente se ha decidido la solución de materiales durante el proceso de obra, para valorarlos con la luz natural propia del espacio. Se ha puesto especial interés en el tacto y las sensaciones que genera cada material, para permitir así una percepción háptica y que la decisión final no dependa solamente de la vista.